Destinos de peregrinación seriéfila

Post patrocinado

Aquí me tenéis (derecha) junto a mi amigo David frente a la puerta de 'El ministerio del tiempo' como dos buenos "ministéricos"

Aquí me tenéis (derecha) junto a mi amigo David frente a la puerta de ‘El ministerio del tiempo’ como dos buenos «ministéricos».

¿Sabías que puedes tomarte una cerveza en el Satin Dolls, el club donde se recreaba el mítico Bada Bing de Los Soprano?, ¿y que puedes tomar un café en el Central Perk de Friends? ¿Sabías que puedes contratar un tour por Baltimore para visitar los lugares más emblemáticos de The Wire? ¿Y que si buscas en Google Maps “El ministerio del tiempo te lleva a la plaza del Duque de Alba, número 2, en Madrid?

El fenómeno seriéfilo que estamos viviendo en los últimos años va mucho más allá de lo meramente televisivo. El fanatismo que rodea a muchas de nuestras series preferidas las ha transformado en productos híbridos y transmedia, cuyo interés por parte de los espectadores permanece tanto dentro como fuera de la pantalla, ya sea a través del consumo de todo tipo de merchandising imaginable o mediante el turismo cultural a las zonas de rodaje.

En su libro Cultura Convergente, Henry Jenkins ya contaba, hace más de siete años, cómo los espectadores más fanáticos del reality Supervivientes viajaban a las lejanas localizaciones donde se rodaba el programa para tratar de saber lo que iba a pasar antes de que se emitiera. Algo muy similar ocurrió con Lost, cuyos fans utilizaban Internet, de forma nunca antes vista en una serie, para mostrar fotos de los escenarios y del rodaje en Hawaii de las temporadas que estaban por venir.

Por supuesto todo tiene un límite y hay amores que matan. Hace unos meses nos enteramos de que el propio Vince Gilligan, creador de Breaking Bad, tuvo que pedir públicamente a los fans de la serie que dejaran de acercarse a la casa de Walter White a lanzar pizzas al tejado, al parecer a la señora que vive allí en la vida real no le hace demasiada gracia…

1426081261-_origin_interesanti-fakti-par-4

“There is nothing original, or funny, or cool about throwing a pizza on this lady’s roof, it’s been done before,  you’re not the first.” Vince Gilligan.

Pero si tú eres un fan con cabeza, y podrías pasar un examen psicotécnico sin problemas, te ofrecemos varios destinos turísticos seriéfilos para este veranito que está a punto de llegar.

Bon voyage:

Nueva York:

Si tu objetivo es pisar el mismo suelo que tus personajes preferidos, Nueva York debería ser, por estadística, tu primera opción. La ciudad que nunca duerme es también uno de los decorados más habituales de muchas de nuestras ficciones televisivas, por lo que podemos considerarla una suerte de tierra santa seriéfila. Aquí podrás presumir de haber visto el piso de Friends, visitar el Central Perk o hacerte un selfie con la fuente de Central Park donde se rodó la intro de la serie (en realidad como supimos gracias a la maravillosa Unbreakable kimmy schmidt no se rodó allí, pero mucha gente lo sigue creyendo). También puedes (como vimos en The Newsroom) coger uno de los autobuses que todavía realizan tours por las localizaciones más memorables de Sex in the city, o incluso sentirte como en el «other side» de Fringe cogiendo el ferry hacia la estatua de la libertad y echándole imaginación.

afp929204

El sur de Estados Unidos:

Si buscas algo más rural, la frontera méxicana de los States puede ser tu objetivo. En los últimos años muchas de las series más aclamadas han sido rodadas en estos humildes y austeros parajes que hasta ahora habían estado muy poco solicitados por los turistas. Puedes visitar el Nuevo México de Breaking Bad, la Texas de The Bridge o la Luisiana de True Detective y True Blood, donde también encontrarás la Nueva Orleans de Treme y de American Horror Story: Coven. Para las series más importantes ya hay tours organizados, pero si perfieres alquilarte un descapotable a lo Thelma y Louise e ir por tu cuenta, puedes usar las indicaciones dejadas por otros seriéfilos en Wikitravel.

Nuestra colaboradora María Oliva se acordó de nosotros en su visita a Nueva Orleans y nos mandó esta foto de la casa de "American Horror Story: Coven"

Nuestra colaboradora María Oliva se acordó de nosotros en su visita a Nueva Orleans y nos mandó esta foto de la casa de ‘American Horror Story: Coven’.

Europa:

Si te da pereza lo de cruzar el charco, o buscas entornos más naturales, Juego de Tronos es lo que necesitas. Diseminadas por todo el territorio europeo, las localizaciones de la serie no pueden ser más variopintas y apetecibles. Desde las frías y verdes colinas de Irlanda del norte a las increíbles playas de Croacia, o sin ir más lejos Sevilla, ya que gran parte de la quinta temporada se rueda en la capital andaluza, que da vida al reino de Dorne. Incluso puedes pasarte por Marruecos si te apetece algo más exótico, donde también se rueda parte de la serie. Si te interesa, los chicos de GoEuro han creado esta guía definitiva para viajar a los escenarios de Juego de Tronos donde podrás enterarte de cómo llegar a todos estos destinos.

GoEuro_JuegoDeTronos_MapaGeneral-811x1024

España:

Si tu presupuesto es más ajustadito siempre te queda recorrer el territorio nacional (que no está nada mal). Desde la mencionada Sevilla de Juego de Tronos, a Santander, donde puedes descubrir el palacio de la Magdalena, escenario de Gran Hotel. Desde allí Asturias no te pilla demasiado lejos, acércate para pasear por la pequeña localidad de Lastres, o como la conocemos todos: San Martín del Sella, el pueblo del Doctor Mateo.

Tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando, en el impresionante Patio de los leones de la Alhambra

Tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando, en el impresionante Patio de los leones de la Alhambra.

También puedes hacer un poco de turismo más cultureta aprovechando el tirón de las series históricas más recientes; siguendo a Isabel puedes visitar Granada, Medina del campo o Segovia, y siguiendo a la patrulla del Ministerio del Tiempo puedes pasarte por el Monasterio de Montserrat en Barcelona, o en Madrid visitar la Residencia de estudiantes y el maltratado y olvidado portón del palacio de Sueca, desde donde se accede al ministerio secreto en la serie, entre otras fascinantes localizaciones.

¡Qué no se diga que no damos opciones para todos los bolsillos! Si os animáis a alguna de estas aventuras solo os pedimos una cosa, acordaros de nosotros y mandadnos una postal, o mejor, una foto de vuestra visita seriéfila, la publicaremos en Twitter para dar envidia.

Jorge Dueñas Villamiel

Diseñador digital e historiador del arte. Pensando en imágenes desde 1984.