‘Empire’: la música es la clave de la familia Lyon

Jamás hubiéramos imaginado que una serie estrenada en la midseason estadounidense podría convertirse una de las ficciones más atractivas de la temporada. Lo mejor de Empire es que nació sin pretensiones de ser algo grande, de hecho pocos le prestaron atención entre los nuevos pilotos hasta desatarse el fenómeno fan. Fue entonces cuando todos empezamos a verla y hablar de ella; sin duda se lo merece.

Su éxito arrollador ha hecho que acabe su primera temporada con 16,7 millones de espectadores y un arrollador 6,5 en demográficos, un crecimiento desde el minuto 1. Se conocen pocos casos donde los espectadores no han dejado de aumentar de esa manera, esperemos que mantengan la calidad en la (confirmada) segunda etapa.

Empire nos muestra el imperio musical de Lucious Lyon, un artista con talento que creó un sello discográfico y es el rey musical del momento. Tiene tres hijos, con los que muestra una relación muy diferente, distante y disfuncional que se verá agravada cuando su ex mujer salga de la cárcel tras 17 años y reclame parte de la empresa. Algo innegable ya que ella estuvo allí por él.

En ese tiempo de ausencia muchas cosas han cambiado, todo se ha transformado a una velocidad vertiginosa y se encuentra con el rechazo de los suyos y la apatía de aquellos que le rodean. Taraji P. Henson es el alma de la serie, sin ella Cookie Lyon no hubiera sido esa mujer de armas tomar que hará lo posible para conseguir lo que quiere. Un personaje perfecto que viste de una manera vulgar, dice lo que piensa, no se corta y tiene los modales de una mantis religiosa.

No todas las series están hechas para ganar premios y convencer a la crítica, para eso tenemos a Mad Men, Breaking Bad, The Good Wife o Modern Family. En otras ocasiones simplemente necesitamos algo para pasar el rato, evadirnos, divertirnos y no pensar en nada durante 40 minutos. Si lo que buscas es un guilty pleasure (un placer culpable), sin duda Empire cumplirá tus objetivos.

Aunque la música es la base fundamental, es bueno que no centre todos sus esfuerzos en presentar números musicales al estilo Glee. Las tramas de amor, los sentimientos, las enfermedades y el pasado de la familia también son armas básicas de la ficción de FOX. También la tendencia homosexual ocupa un lugar destacado, al tratar de una manera tan explícita el rechazo paterno al que muchos hombres han tenido que enfrentarse. Un reflejo fiel de la sociedad actual.

Al contrario de otras series, Empire goza de una banda sonora perfecta, exquisita y cuidada gracias a la ayuda de Timbaland como productor musical. Al tratarse de una ficción sobre el imperio de la música podríamos pensar que las canciones estarían todo el tiempo sonando y no es así, las actuaciones ofrecen un espectáculo en su justa medida solo cuando es necesario y sin aturdir al espectador.

La mezcla de canciones originales de temática R&B y Hip Hop resuenan una y otra vez en nuestras cabezas, calando hondo en el publico al debutar su primera semana en el número 1 de la lista Billboard (en Estados Unidos). Canciones como No Apologies, Money For Nothing, Conqueror o You’re So Beautiful son difíciles de olvidar. Y Empire es una serie directa, simple y disfrutable que seguro os enganchará.

Avatar

Periodista de profesión y bloguero por afición. Con experiencia en el mundo de la comunicación online, soy un apasionado de las series de televisión y hablo sobre ellas en La Vanguardia.