Las mejores cabeceras de series (I)

Me encantan los títulos de crédito, esas pequeñas piezas audiovisuales que actúan a modo de prólogo de una película o serie, sintetizando, en menos de un minuto, la complejidad de la trama que vamos a ver a continuación.

Son pequeños poemas visuales que pueden transmitir mucha información, y no me refiero precisamente a los nombres del casting. Unos buenos títulos de crédito no son solo estéticos, sino que también parten de un poderoso concepto que se relaciona con el ambiente de la serie en cuestión. Aquí os dejo las que para mí son 10 de las mejores cabeceras de series que se han hecho nunca (prometo volver con más).

Carnivàle

Los títulos de Carnivàle son sin lugar a duda una preciosidad. Pero la obra del estudio A52 es mucho más que una pieza bonita. A través de las cartas del tarot inspiradas en las obras de Miguel Ángel, Rafael o Gustave Doré, no solo nos introducimos en la épica lucha del mal contra el bien que narra la serie, sino que también podemos adentrarnos en el ambiente de la gran depresión americana a traves de imágenes de archivo reales.

24

Sintetizar es la clave. Los impresionantes títulos de crédito de 24 nos hablan de las principales características de la serie en tan solo 12 segundos: velocidad, tiempo y riesgo.

Lost

De forma similar a los títulos de 24, los creadores de esta más que reconocible pieza nos hablan del misterio que envuelve a la serie con tan solo unas pinceladas básicas, y una banda sonora fantástica. Una de las curiosidades de esta pieza que, según los productores hicieron en apenas una hora, es el evidente glitch del render, una imperfección que sin embargo creo que le da personalidad al conjunto de una serie que demostro no ser tampoco perfecta.

Homeland

Si 24 y Lost son la simplicidad, los títulos de Homeland son de una complejidad extrema. Cada frame de esta cabecera es un retazo de la mente bipolar de Carrie, de su pasado, de la paranoia con la seguridad en la que todos vivimos desde el 11S. Con música de jazz y cambios de color típicos de la psicodélica, este collage visual nos ayuda a empatizar con la protagonista.


Creando los títulos:

Juego de tronos

Federico el grande afirmaba que su imperio funcionaba con la precisión de un reloj. Esta recurrente analogía dieciochesca parece ser rescatada en esta preciosidad de cabecera en la cual se nos presenta el mundo de Poniente de Canción de Hielo y Fuego a través de maquetas mecánicas, donde todo está conectado y todo sigue el ritmo marcado. Impresionante.

A dos metros bajo tierra

Esta cabecera, clásica ya, de Digital Kitchen supuso un antes y un después a la hora de entender los títulos de crédito como un recurso narrativo más, y no como un mero expositor de nombres.

True blood

Digital Kitchen de nuevo ofreciéndonos una orgía visual con una banda sonora exquisita.

Mad Men

Sobria, elegante y potente. ¿Qué más se puede pedir? Nuestra compañera María Oliva analizó en nuestro primer número de OchoQuince la complejidad que se esconde tras estos créditos, aparentemente sencillos.

Dexter

De nuevo Digital Kitchen (qué talento el de estos chicos) creando la que quizás sea la cabecera más magistral de la historia de la televisión. Los actos cotidianos de Dexter Morgan (afeitarse, preparar el desayuno, vestirse) cobran protagonismo y se ven alterados a través del montaje, los planos detalle y el oscuro secreto que conocemos de este curioso personaje que vive una doble vida. Lo cotidiano se convierte en terror bajo la mirada pervertida del espectador en esta pequeña obra maestra del género, si es que existe tal género, de los títulos de crédito.

Fringe

La genialidad de los títulos creados por Andrew Kramer para Fringe reside en la manera en que estos esconden secretos importantes para la trama de la serie. Nada de lo que aquí aparece es casual o meramente decorativo, todo (textos e imágenes) está profundamente pensado. Otro de los puntos fuertes de esta cabecera son sus versiones, hasta 7 diferentes, mediante las cuales se nos situa en un universo o en otro, en un tiempo u otro. Todo un ejemplo de como utilizar los títulos de crédito como recurso narrativo.

Las seis primeras versiones de la cabecera de Fringe:


La séptima versión, exclusiva de la quinta temporada de Fringe:

Y hasta aquí hemos llegado. ¿Qué cabeceras pensáis que faltan en esta lista? Ayudadme a recopilar más, porque como prometí al principio, volveré.

Jorge Dueñas Villamiel

Diseñador digital e historiador del arte. Pensando en imágenes desde 1984.