¿Qué nos deja el regreso de ‘Game of Thrones’?

Por fin ha llegado el invierno. El esperado 3×01 de Juego de tronos ya está aquí y ahora toca analizar qué nos ha dejado. El episodio, como casi todos los inicios de temporada, sirve para localizar a los personajes y volvernos a poner en situación. ¿Dónde dejamos a cada uno de ellos al final de la temporada anterior? Como consecuencia, lo que tenemos es un gran capítulo de situación, en el que, a pesar de que parece no pasar nada, hay algunos momentos muy dignos de mención.

got

Por lo pronto, apenas empezada la temporada, el 3×01 nos deja varias miradas de Ygritte a Jon Snow. Rose Leslie apenas tiene dos escenas en todo el episodio, pero las borda. Ygritte me parece un gran personaje que nos dará una gran temporada, creo, ya que hablo sin haber leído los libros. Por su parte, las dos grandes conversaciones del capítulo son para los Lannisteranoche algunos pedían en twitter un spin-off para ellos-. Desde luego que podría ser un éxito. Los encuentros entre Cersei y Tyrion -guardias mediante-, y del propio halfman con su padre Twyn -hay que ver lo malvado que es este señor-, así lo demuestran. Fantástica la tensión que desprenden los dos momentos. Y si hablamos de tensión, el capítulo nos apunta momentos futuros de guerra fría entre Margaery y Cersei. Magnífico el cruce de puñales de lado a lado de la mesa.

Sorprenden las ausencias de Jaime Lannister y Brienne, pero sobre todo la de Arya, que en cada capítulo de principio de temporada queda relegada a la oscuridad. Esperamos verla pronto, por supuesto.

Poco más queda por añadir a este inicio de temporada, con permiso de los dragones, los inmaculados -incluido filete de pezón en loncha fina- y la aparición de Mance Rayder. Ya tenemos las piezas en el tablero, ahora nos quedan nueve episodios de los que esperamos movimientos, luchas, tensiones y todo aquello a lo que nos tiene acostumbrados esta serie, que nunca falla.

Jesús Villaverde Sánchez

Periodista cultural. Crítico literario y cinematográfico. Escritor y lector.