Recordando ‘Motivos Personales’ y a Lydia Bosch

El mes de febrero de 2015 se conmemoró un aniversario muy especial para los fanáticos de las series de televisión españolas. Hace 10 años que Telecinco estrenaba por todo lo alto una ficción de misterio e intriga rompiendo todos los moldes en nuestra particular manera de tratar este género y se alejaba de los dramas policiales y las comedias ‘made in Spain’. De esta manera nacía Motivos Personales.

La serie comienza con la fiesta del 50º Aniversario de los Laboratorios Acosta y como quedará empañada cuando la secretaria del presidente aparece muerta (en una imagen difícil de borrar). Las pistas señalan directamente a Arturo Acosta como responsable, pero su mujer, Natalia Nadal, resolverá la cuestión confirmando la inocencia de su marido. Alguien se adelantará cuando anuncian que éste se ha ‘suicidado’ en la cárcel.

Una manera perfecta de comenzar una serie que olvidaba las típicas series a las nos habíamos malacostumbrado. Motivos Personales iba un paso más allá, trayendo la mejor ficción de entremetimiento e incertidumbre hecha en mucho tiempo. La presentadora de informativos se aliará con Virginia (abogada de los laboratorios) para cazar al culpable, alguien con motivos muy personales para llevar a cabo una serie de asesinatos.

Era el regreso de Lydia Bosch a la televisión tras el exitazo de Médico de Familia y no pudo escoger un papel mejor para demostrar sus tablas en la interpretación. Natalia Nadal formará parte de su vida, siendo uno de los personajes más queridos por los espectadores. Y no estaba sola, en la serie de Telecinco el casting de actores veteranos estuvo capitaneado por interpretes de renombre como Daniel Freire, Pedro Casablanc, Fernando Guillén y Concha Velasco, que supieron darle el toque perfecto.

Además Motivos Personales sirvió de plataforma y escaparate para actores jóvenes que empezaban en la actuación y tuvieron una de las mejores primeras oportunidades. Miguel Ángel Silvestre, Álex González, Begoña Maestre o Jan Cornet convencían en sus roles, y hoy representan algunos de los nombres más conocidos del panorama nacional.

Telecinco mantuvo durante dos temporadas su gallina de los huevos de oro. Todo fueron buenas críticas, grandes audiencias y premios por el buen desarrollo de la serie de Ida y Vuelta Producciones. Algo de admirar es que no se dejaron cegar por el éxito y supieron acabar a tiempo una trama que no necesitaba ir más allá y contó el argumento de manera perfecta y bien narrada, descubriendo al asesino.

Así es como se debe hacer una serie, enfocándose en la trama y sin alargar el chicle. A parte de una sólida trama y un argumento entramado de principio a fin, destacan los decoradores, las escenas de exteriores y una fotografía muy cuidada para ser una serie que cumple 10 años desde su primera emisión. Sin duda Motivos Personales marcó un antes y un después y no tengo miedo a decir que se ha transformado en una de las mejores series españolas de la historia.

Periodista de profesión y bloguero por afición. Con experiencia en el mundo de la comunicación online, soy un apasionado de las series de televisión y hablo sobre ellas en La Vanguardia.

Sé el primero en comentar