‘Remember me’, el fantasma del colonialismo británico

Abanderando su lema «Original British Drama», el año pasado año la BBC nos dejó joyas de calidad como The Honorable Woman, Happy Valley o Inside Nº9, entretenimientos más que aceptables como The Driver y experimentos interesantes como The secrets.

En el último suspiro del 2014 la cadena británica remató con Remember me, serie que por título y el tráiler, podríamos pensar que podría vincularse con aquella genialidad que fue What remains. Pero nada que ver, nos encontramos ante una historia fantástica, un cuento de fantasmas relatado en tres partes.

Tom Parfitt es un anciano (de desconocida edad) que vive solo, acosado durante décadas por un fantasma sobreprotector que aleja a todo aquel que trata de acercársele. En su intento por deshacerse del fantasma, Tom consigue que le ingresen en un asilo, pero los recuerdos no pueden cerrarse bajo llave y siempre acaban reapareciendo. Hannah, cuidadora del asilo, y Rob, policía en horas bajas, se verán involucrados en los misteriosos acontecimientos que rodean a Tom.

Sin ánimo de desvelar mucho más de la trama me gustaría comentar brevemente lo interesante que resulta el sutil comentario que hace la serie de la colonización británica. Abusos como los acontecidos en India por el imperio británico el siglo pasado son todavía hoy una cicatriz que no ha terminado de cerrarse en la moderna Gran Bretaña, un recuerdo vivo en el corazón de los ancianos de aquella época que aún perviven. Remember me alude tangencialmente al asunto desde una perspectiva original y emocional. La serie deja una semilla que con suerte germinará en forma de recuerdo y reflexión por parte del espectador.

A pesar de esto debemos reconocer que Remember me es una serie que comienza mejor que acaba, y que a pesar de su magnífica fotografía y unos actores más que destacables, no termina de cuajar como debería. Aunque al ser una serie de tan sólo tres episodios merece la pena echarle un ojo y dejarse enganchar por los secretos que se esconden tras Scarborough Fair, aquella canción folk popularizada por Simon y Garfunkel.

Jorge Dueñas Villamiel

Diseñador digital e historiador del arte. Pensando en imágenes desde 1984.