Seguimos sin ser dignos de Steven

En marzo, reventó una bomba… Steven Bomb. En EE.UU. (¿dónde si no?) hubo una semana de programación con un capítulo nuevo de Steven Universe cada día. Eso es lo que en mi diccionario (al lado del vodka carbonatado) se llama bien.

Hablé hace un tiempo de Steven Universe, no sé si lo recordáis. Y si no, aquí está el link. Creada por Rebecca Sugar, es una de mis series favoritas y, también, de mi prima. No es que ella sea una eminencia en la animación (al contrario que moi), pero es un punto a favor de la serie. Así pues, los puntos a favor de Steven ya son 1000001. Los puntos que tiene en su contra no son puntos. Es un punto:

Yo no soy Steven Universe.

Es un punto que pesa mucho en contra de la serie, siento decirlo, pero bueno, con todo hay que vivir en esta vida.

Pero bueno, por qué es Steven Universe tan genial, os preguntaréis. De entrada por el protagonista. Ya hablé de él en su momento, pero vamos a volver a él.

¡CUIDADO, SPOILERS!

Y no solo de Steven Universe, consigo cargarme otras cosas.

steven4

Es un chaval de diez años que vive con tres “mujeres” con poderes mágicos. Sin embargo, no son seres mágicos, como los fans creíamos al principio. No, en realidad, pasada la mitad de la primera temporada o así (en los capítulos 40 y 44), descubrimos que las Gems son –dun dun duuuuuuuuuuuun– ¡alienígenas! ¡Alienígenas de otro planeta! ¡Atractivos alienígenas de otro planeta! Un poco como el clásico ese de finales de los 50.

Pero bueno, dejando mi depravada mente a un lado, voy a seguir hablando de Steven Universe y lo increíblemente genial que es su serie.

Ya he mencionado a las atractivas alienígenas (AA, a partir de ahora), así que vamos a seguir con otros personajes. Aunque yo quiero seguir hablando de AA. Y lo voy a hacer.

Pueden fusionarse para hacer una AA con énfasis en la primera “A” (la de “Atractiva”). Requiere un baile que varía de pareja de gemas a pareja de gemas. También, la fusión depende del estado sentimental de las personas que toman parte y sus sentimientos hacia la otra persona. Por ejemplo, una pareja de gemas que discute a menudo (que no es sinónimo de una ausencia de cariño, recuerdo), tendrá problemas manteniendo la fusión y quedándose en ese estado durante un periodo largo de tiempo.

El padre de Steven, Greg Universe, dueño del túnel de lavado de Beach City, por ejemplo, es un rockero de la vieja escuela que nunca llegó a nada. De ahí que regente un túnel de lavado en lugar de estar de gira, vendiendo música y haciendo que jóvenes músicos sueñen en lo que pueden tener.

Su fracaso, sin embargo, no parece afectarle. De esa manera, me recuerda muchísimo al Notas: un tío al que, aparentemente, no le afecta nada. Sin embargo, estoy seguro de que tiene suficientes problemas mentales y personales como para que alguien como yo parezca normal.

A medida que la serie iba avanzando, Greg ha ido evolucionando (como debiera suceder en todas las series decentes) y se ha ido volviendo más y más complejo. Steven Universe, en el aspecto de los personajes, me recuerda un poco a Una serie de catastróficas desdichas. La serie de libros, no la película.

En la saga, todos los personajes, empezaban a un lado del espectro. En el comienzo, unos (los hermanos Baudelaire) son claramente buenos, mientras que otros (el Conde Olaf) son decididamente malos, mezquinos y malvados. ¿Qué sucede a lo largo de las trece entregas? Que todos van yendo al centro moral donde todos habitáis (nótese cómo no me incluyo). Mientras que Steven, de momento, no está tomando decisiones moralmente cuestionables, sí se está viendo cómo las Gems han hecho cosas… increíblemente metal. No han catapultado a alguien contra una estrella (de momento), pero sí han peleado con sus compatriotas en un campo de batalla donde las armas medían lo mismo que un camión.

Admitiré que sus razones para pelear eran perfectamente válidas y bonitas y rosas y de unicornios y de un mundo feliz, pero pelearon hasta la muerte.

Bueno, no literalmente.

Si lo hicieron, estamos hablando de una serie muy preocupante. Si Garnet, Amethyst y Pearl están muertas, Steven también. Y eso no es algo con lo que yo quiera vivir.

Pero me estoy desviando, como es habitual.

steven3

Volvamos a los personajes. Connie; la amiga de Steven… No hablé de ella la última vez porque sabía más bien poco. Es una adorable niña de ascendencia india (la variedad racial de la serie es encomendable) que está, obviamente, enamorada de Steven. Y yo de ella. Y Steven también, pero en este –excepcional– caso, él es secundario. Su amor es lo que en inglés se llama puppy love, un encaprichamiento.

Y, siendo el primer amor de un chavalín torpón, resulta genial y creíble. Me explico: habiendo sido yo mismo un chaval con la misma cantidad de destreza sentimental que Stephen Hawking tiene de destreza física, entiendo a Steven. Quiere estar con ella para siempre, pero no quiere hacer nada por miedo a cagarla (y, si yo no he estado en esa situación, que me aspen).

Os preguntaréis por qué digo que ambos se quieren, imagino. Y aunque no lo hagáis, voy a responder a esa hipotética pregunta. Esta es la respuesta:

steven2

Stevonnie, la fusión de Steven y Connie. ¿Recordáis lo que he dicho de los sentimientos? Pues eso, junto con cosas que pasan más adelante (que no voy a reventar porque es uno de los momentos más bonitos de toda la serie. Lloré con él, de hecho) da a entender que su amor mutuo hace relativamente fácil su fusión.

Volvamos, antes de que termine, a las AA. A medida que la serie ha ido avanzando, los personajes han ido desvelando sus relaciones con otras gemas, entre ellas (con momentos particularmente emotivos en la historia de Amethyst) y con la ciudad de Beach City y sus habitantes.

Todos los personajes tienen motivos internos y ninguno de ellos es perfecto (salvo Garnet, que es mi Gem favorita ahora mismo). De hecho, algunos personajes tienen momentos de cobardía despreciables. A pesar de ello, con otros capítulos, entiendes sus motivaciones para hacer cosas moralmente cuestionables.

Os voy a hacer un regalo antes de irme. Dibujé a Garnet el otro día. Aquí está:

steven1

Finalmente, han hecho un videojuego para el móvil y, si queréis regalármelo, os dejo aquí el link.

Carlos A. Ors Bravo

Soy un estudiante (en un sentido algo laxo) de periodismo. En mis ratos libres escribo acerca de todo lo que se pase por mi cabeza, desde relatos hasta críticas de películas y, sobre todo, animación.