Sexo en serie (III)

Últimamente, el sexo está muy presente en nuestras páginas, tanto en la revista como en la web, ¿pero es que acaso no lo está en la vida? Hace poco hablaba con una amiga sobre cómo el sexo lo inunda todo, desde cualquier pequeño detalle hasta lo más trascendental. Provenimos del sexo y se tiene que notar en algo. Para acompañar a nuestro reciente número 2×02, «Teleorgasmo», en el que tratamos el cruce de sexo y amor, y a la primera y segunda entrega de esta serie; llega la tercera entrega de Sexo en serie. Porque no hay dos sin tres. Y me temo que, en este caso, tampoco habrá tres sin cuatro. De momento, os dejo algunas interesantes escenas. Ya sabéis, no lo veáis en el trabajo ni delante de vuestras familias…

Rust Cohle y Maggie Hart, en True Detective.

Empieza la nueva serie con una de las escenas más comentadas en los últimos tiempos. Quizás (o más bien seguro) no es la más explícita sexualmente hablando, pero contiene unas cargas, tanto emocionales como argumentales, tremendas. A mí me parece una de las mejores secuencias de sexo que se han rodado en televisión en mucho tiempo. La escena en cuestión tiene lugar cuando, tras una pelea con Marty, Maggie acude a casa del compañero de su marido buscando venganza por todo lo que tiene guardado. Lo que ocurre es esto:

La inserción del video ha sido desactivada, pincha la imagen para verlo.

La inserción del video ha sido desactivada, pincha el enlace para verlo.

Cersei y Jaime Lannister, en Juego de tronos.

La escena que da pie a toda una guerra. Tampoco es de las más explícitas, pero su contenido argumental es impresionante. Bran Stark observa cómo se lo montan Jaime y Cersei Lannister en lo alto de la torre de Winterfell. Hasta que es descubierto. Lo que vino después ya lo sabéis todos, ¿no?

Naomi y Jerry, en Luck.

Ay, lo que nos gustan los coches… el que pueda decir que no, que levante la mano. No veo ninguna levantada. En esta escena vemos a los dos personajes de Luck teniendo sexo rápido e intenso en el coche. Como dato, fue la primera vez que se vio sexo en la serie que no fuese protagonizado por Leon y Rosie.

Fiona Gallagher y un lucky guy, en Shameless.

¡Otra escena en un coche! Puede que Shameless sea una de las ficciones que mejor entiendo eso de que el sexo no es tan ideal ni tan limpio como en las películas. En la serie de los Gallagher vemos multitud de escenas de sexo, desde un «aquí te pillo, aquí te mato», un «in the morning» y todo tipo de posibilidades. ¡Larga vida a Fiona Gallagher!

Todos con todos, la orgía de True Blood.

Imagínate que vas al final de un camino y lo que te encuentras es esto. La escena es inclasificable por misteriosa, sexual, ritual… lo que queráis. Lo que está claro es que es una muestra de lo que ha sido la serie todos estos años: ¡una puta locura!

Siobhan Kelly y el sheriff Lucas Hood, en Banshee.

Siobhan ha sido la única que ha hecho sombra a Anastasia en las dos temporadas que lleva Banshee en emisión. Por eso, sus escenas de sexo se asemejan más que el resto: coreografiadas, con alivio musical, delicadas, frente a los otros escarceos anteriores de Hood.

Nicky y Soso, en Orange is the new black.

Orange is the new black es una de esas series en las que es evidente que el sexo tiene que salir por algún lugar. El ambiente es propicio, tópico, para ello. Hemos visto varias escenas, de todo tipo (hombres con mujeres, mujeres con mujeres, creo que nunca dos hombres, si no me equivoco). Os dejamos con una de las escenas más torridas de la serie de Netflix (aunque no la única), protagonizada por Kimiko Gleen y Natasha Lyonne.

Jaime y Hugo, en Tell me you love me

Bastante explícita y real escena de cama. En los días posteriores, todavía hoy se pueden leer artículos sobre ello, se especuló con la posibilidad de que no fuese ficción y sí una escena real. Lo cierto es que en ella se ven, sin ningún tipo de filtro, miembros y acción a partes iguales. Una muy buena escena entre Michelle Borth y Luke Kirby.

Deonte Frasier y Sunny, en Ray Donovan.

La escena reúne varios elementos, y varios géneros. Mientras D. lo pasa bien con Sunny, Ray intenta que paren, antes de que ocurra exactamente lo que vemos al final de la escena. Por otra parte, es una lección de colocación estratégica de elementos. No demasiado explícita, pero sí imaginativa.

Kendra y Craig, en Rogue.

Una escena comedida, pero intensa, sobre todo en los primeros segundos del video, que muestran a los dos personajes en el fin de su relación sexual. Rogue es una serie con bastantes escenas de este tipo; en este caso le tocó el turno a la pareja formada por Tasya Teles y Shaughnessy Redden, pero en futuras entregas aparecerán otros.

Y si te has quedado con ganas de más sexo, ¡leete nuestro número 2×02!

Jesús Villaverde Sánchez

Periodista cultural. Crítico literario y cinematográfico. Escritor y lector.