‘Transparent’ y la nueva diversidad televisiva

Parece que han pasado años pero fue en 2014 cuando la serie de Jill Soloway vio la luz en un Amazon aún en busca de su Orange is the new black. A pesar del tiempo transcurrido las cuestiones que la serie lanza al espectador en torno a la identidad de género y la orientación sexual son tan ricas que siempre habrá hueco para una revisión más. Empecemos.

La transexualidad había sido tratada en televisión o de manera peyorativa (mujer transexual como prostituta decadente que se ha buscado su propia ruina) o secundaria (el ejemplo más sangrante sería el de Amazon Eve en la última temporada de American Horror Story). La excepción hasta la aparición de Laverne Cox había sido la cancelada serie de Sky Atlantic Hit & Miss, en la que Chlöe Sevigny interpreta a un hombre transexual que trabaja como asesino a sueldo.

Con la llegada de Netflix la diversidad en la representación de la feminidad alcanzó unas cuotas antes desconocidas en la televisión: Orange is the new black se alejó de los parámetros de belleza heteropatriarcales para adentrase en un universo en el que la variedad de la identidad de género, la orientación sexual, la corporalidad y la edad eran los puntos de partida. Laverne Cox será la primera mujer transexual afroamericana en realizar un papel en una serie de este calibre y el personaje de Piper reflejará por primera vez (jamás he visto esto en ninguna otra serie) el hecho de que la orientación sexual es fluida y que en una etapa pudo haber sido lesbiana y en otra heterosexual.

1

Y llegó Moppa. El personaje interpretado por un genial George Bluth Sr Joffrey Tambor es el centro de un universo en el que, como en OITNB, la diversidad vuelve a ser la protagonista. La aceptación de su identidad de género tras toda una vida de lucha y la reacción de su entorno ante su proceso de reasignación sexual será el pilar básico de la serie, aunque siempre acompañando por las desventuras (en ocasiones insoportables) de sus hijos: Sarah, una madre de familia cuya bisexualidad se asoma de nuevo a su vida; Josh, un hipster descontento con su vida, cuyas preferencias sexuales se alejan de la norma y Ali, la más pequeña pero más interesante de los tres hermanos.

Lo más sorprendente de Transparent, aparte de centrar su trama en un personaje tan inusual, es su atrevimiento al tratar y mezclar multitud de temas relacionados con la sexualidad: no sólo aprenderemos de primera mano la realidad de la transexualidad, sino que conoceremos a los crossdressers (hombres a los que simplemente les gusta vestirse de mujeres), y a los gender queer (término que engloba a diversas categorías de personas que no se encuentran cómodas bajo el binomio de hombre o mujer). A través de todo este espectro de personas y formas de vida lo que quiere darnos a entender Transparent es que el género que nos enseñan como natural e inmutable es ficticio: nosotros somos los únicos que podemos definirnos a nosotros mismos.

1

Todo esto cristaliza de una manera brillante en el séptimo capítulo (30 minutos de historia televisiva), en el que Ali y su nuevo amante deciden pasar la tarde juntos. Él, un profesor universitario trans que ha decidido no someterse a la cirugía genital, se presenta como un estereotipo de masculinidad hegemónica. Ella decide actuar de la manera más femenina y sexy que pueda para así conquistarle y tener sexo en su casa de madera en mitad del bosque. ¿La realidad? La casa del bosque era una invención de Ali para ajustar los hechos a su visión estereotipada del género, él es un hombre sencillo que no necesita aparentar una hipermasculinidad en la que no cree y ella no se siente cómoda en un estereotipo de feminidad irreal que le imposibilita expresarse tal como es. Todo eso en 30 minutos.

Si en tan sólo una temporada la serie ha sido capaz de adentrarse en tantos aspectos de la sexualidad, ¿qué nos esperará en la siguiente? ¡Te esperamos, Moppa!

Rubén Palmero Acosta

Historiador del arte especializado en cine y tv de día y cylon de noche. Pocas cosas me gustan más que acumular capturas de pantalla y escribir sobre las series que me apasionan.