‘Unbreakable Kimmy Schmidt’, inocencia recuperada

No me voy a andar con rodeos: Unbreakable Kimmy Schmidt es un chute de buenrrollismo, inocencia y diversión como hacía tiempo que no veíamos en televisión. Acostumbrados ya a los giros manieristas de comedias oscuras, sarcásticas y groseras de los últimos años, en las que parece que la carcajada del espectador es un tabú de mal gusto, la serie creada por Tina Fey y Robert Carlock nos devuelve a la comedia blanca, sencilla y fresca de las mejores sitcoms de los 90´s.

No se trata de repetir patrones anacrónicos, sino de lanzar una sincera mirada inocente a nuestra época a través de los ojos de Kimmy (interpretada por una adorable Ellie Kemper), que descubre el mundo moderno tras pasar los últimos quince años secuestrada por una secta en un bunker bajo tierra. Unbreakable Kimmy Schmidt nos propone reírnos de nosotros mismos, poniéndonos en los zapatos de colorines de una niña novententera con cuerpo de mujer cuya potentísima personalidad, carisma y positividad nos enamorarán desde el primer minuto, pero a la que le cuesta encajar en la sociedad actual, ¿tanto hemos cambiado en quince años?

Llena de referencias a la cultura popular (la broma de Friends es de quitarse el sombrero), la serie encadena un chiste tras otro de forma natural, a través de unos trabajadísimos guiones y un magnífico elenco de variadísimos personajes estrambóticos y geniales, cada uno a su manera, interpretados por un casting de actores envidiable. Entre ellos destacan la propia Ellie Kemper, Tituss Burgess, y una Jane Krakowski en estado de gracia. Mención especial también merecen los cameos de Dean Norris, Jon Hamm y la propia Tina Fey, entre otros.

El resultado de todo este talento es una divertida parodia, un remix de los vicios y costumbres de nuestro tiempo, desde la moda hipster a los abusos con la tecnología o la espectacularización de los medios, como ejemplifica la magnífica entrevista que pudimos ver en el primer episodio y que pronto se manipula en un divertidísimo y pegadizo vídeo viral que sirve como material para la cabecera de la propia serie:

Pero Unbreakable Kimmy Schmidt también tiene fondo. Bajo el cúmulo de inteligentes chistes y referencias culturales se encuentra una serie con un target claramente femenino que profundiza en las ataduras patriarcales de las que la mujer contemporánea debe emanciparse (laborales, familiares, emocionales, espirituales… ). La serie nos presenta un abanico muy amplio de diferentes mujeres atrapadas en un contexto u otro de sus vidas, mujeres que pretenden ser quienes no son, que fingen para encajar en un modelo de sociedad que las oprime.

Kimmy será el catalizador común para todas ellas, un modelo a seguir de independencia, autoestima y valor. Todo ello es el subtexto de una serie que no abandona su condición de comedia ni un segundo, y que, aunque, como digo, tiene el ojo puesto en el sector femenino, resulta perfectamente disfutable por todo tipo de público. Así de inteligente y estupenda es Unbreakable Kimmy Schmidt.

Acostumbrados a las «dramedias» que caracterizan a Netflix («is it a comedy? is it a drama? who knows?!», que dijo la Penny de The Big Bang Theory) la cadena digital nos ha sorprendido con una comedia clásica y optimista que recupera nostálgicamente la inocencia del mejor humor de las series de televisión de los noventa, sin perder por ello ni una pizca de originalidad. Todo un acierto. Unbreakable Kimmy Schmidt es una serie deliciosa, fresca y divertida. Un poema a nuestra inocencia perdida y un recordatorio de que, al menos en comedia, hubo tiempos pasados que sin duda fueron mejores. Menos mal que al menos ahora tenemos a Kimmy.

Extra 1

Si eres como yo y no puedes esperar a que Kimmy vuelva con una segunda temporada, te recomiendo este test para matar el tiempo mientras, y de paso averiguar qué personaje de la serie podría ser tu mejor amigo:

Which “Unbreakable Kimmy Schmidt” Character Should Be Your BFF? Your friendship will be unbreakable.

Extra 2

No me he podido resistir a hacer una recopilación de Gifs de algunos de los momentos más divertidos de la serie. Espero que a los que ya la habéis visto os despierte una sonrisa recordándolos y a los que no la han visto les de motivos para no perdérsela.

10 cosas sobre la vida que nos ha enseñado Kimmy Schmidt:

1. Hay que ver el lado positivo

2. La edad no importa

3. Debemos perseguir nuestros sueños

4. Hay que disfrutar de los pequeños placeres

5. Es bueno mostrar confianza ante los demás

6. El agua es personal e intransferible

7. Hay que reírse de uno mismo

8. No es bueno trabajar mucho

titus-kimmy-schmidt

9. Las pijas pueden ser adorables en el fondo

anigif_optimized-30167-1426357858-33

10. Lo importante es molar… ¡siempre!

Au revoir!

pinot

Jorge Dueñas Villamiel

Diseñador digital e historiador del arte. Pensando en imágenes desde 1984.