La emancipación del espectador televisivo

Hemos pasado en tan solo unos años del «todo por el espectador pero sin el espectador» (o incluso la versión más radical de David Simon: «¡qué se joda el espectador medio!») a la consideración del espectador como un elemento clave en el desarrollo de la ficción televisiva ¿El motivo del cambio? Internet.

El consumo serial se ha modificado sustancialmente a medida que Intenet ha ido llegando a la mayoría de los hogares. Y no me estoy refiriendo sólo al pirateo que ha permitido llevar la ficción televisiva a todas las esquinas del planeta casi en tiempo real, sino también al poder que el espectador ha tomado a la hora de analizar y juzgar sus series favoritas. Twitter, por ejemplo, se ha convertido en un termómetro del éxito o fracaso de una serie televisiva. La serie que no consiga ser #TT en su debut sabe que va a tener que esforzarse al máximo en el futuro. Pero no sólo en Twitter, los espectadores están cada vez más acostumbrados a comentar los capítulos tras su visionado, ya sea en los foros o chats de plataformas como Cuevana o Series.ly, o en blogs especializados como este mismo.

El consumo ha dejado de ser pasivo y los creadores de ficciones televisivas lo saben. A raíz de estos cambios significativos nacen iniciativas como la de Netflix, con su modelo de lanzar las temporadas completas para que sea el usuario quien decida cómo quiere consumir los capítulos, o Amazon, que produce varios pilotos de diferentes series a la vez y tan solo encarga el resto de la temporada si la valoración de los espectadores ha sido positiva.

El juicio del espectador está también presente en Graph.tv, una web que nos ofrece gráficas con los datos de valoración de series (por capítulos) recogidos en IMDB. El resultado es muy interesante cuando analizamos las gráficas de series como True Detective, con crecimiento constante, capítulo a capítulo, o Hannibal, que consigue un despunte significativo en su segunda temporada:

Captura de pantalla 2014-03-30 a la(s) 18.29.22

Captura de pantalla 2014-03-30 a la(s) 18.30.42

Otras series muestran gráficas mucho más irregulares, como la que encabeza este post, y que corresponde ni más ni menos que a Lost. O esta sorprendente montaña rusa que representa a The Walking Dead:

Captura de pantalla 2014-03-30 a la(s) 18.32.41

(ver más gráficas aquí)

¿Hasta que punto estas opiniones afectan al desarrollo de una serie? En su momento se especuló (seguramente no sea cierto) con que los guionistas de Lost estaban muy atentos a los debates generados por los espectadores en los foros, y que la trama se iba matizando según el feedback que allí encontraban. Otras series, como Continuum, directamente han dejado a sus espectadores la posibilidad de votar por el rumbo que querían para alguno de los personajes de la serie.

Webs como Graph.tv pueden ser vistas como simples curiosidades, pero si se saben interpretar las gráficas con ojo crítico, pueden ser potentes herramientas para que los showrunners descubran lo que quieren sus espectadores. Aunque en ese caso la cuestión estaría en determinar si el trabajo de estos showrunners está en satisfacer las demandas de su público o si por el contrario la autoría está por encima de todo, guste a quien guste.

Jorge Dueñas Villamiel

Diseñador digital e historiador del arte. Pensando en imágenes desde 1984.