Las mejores series de 2024

Amigos, hemos mandado al futuro al Seriéfilo en un Delorean que hemos encontrado en un desguace, y el desgraciado en vez de descubrir el mundo del mañana se ha pasado su estancia allí viendo la tele. Así que para aprovechar el viaje le hemos pedido que nos haga una lista con las diez mejores series que pudo ver en el 2024, así nunca nos podrán decir que en OchoQuince no estamos a la vanguardia de la crítica televisiva. Aquí va:

10 – Winter is coming… again

winter
Muchos seguimos echando de menos a Game of Thrones tras el gran final de hace unos años ¡¿Quién iba a pensar que finalmente sería Hodor el que acabaría por sentarse en el Trono de Hierro?! Lástima que George R.R. Martin no viviera lo suficiente para llegar a verlo.

HBO ha decidido resucitar este año la franquicia en forma de spin off con Winter is coming… again, una sitcom protagonizada por los caminantes blancos. No apostábamos mucho por ella la verdad, pero ha resultado ser la comedia revelación de la temporada, dejándonos momentos hilarantes como ese capítulo con el cameo del zombi de Rick, el protagonista de la difunta The walking dead.

9 – Lost Reloaded

lost
14 años hemos tenido que esperar para que Damon Lindelof decidiera continuar con la historia con el final más polémico de la historia de la teleficción de nuestro siglo.

El giro de tuerca ha resultado impactante: finalmente hemos descubierto que lo que pudimos ver en la última temporada de la serie no era más que una simulación introducida en la cabeza de los protagonistas, que habían sido abducidos por unos alienígenas que se transforman en humo. Acción, metafísica, ciencia ficción y cuerpos bronceados en una de las mejores series de la temporada.

8 – BESTÅ

besta
Magnífica serie sueca que nos habla del drama social de un diseñador de muebles de Ikea que descubre que una de sus estanterías más exitosas ha adquirido vida y conciencia propia.

Intensa y existencial, esta obra maestra reinterpreta el cuento de Pinocchio añadiéndole una crítica feroz a la sociedad de consumo. Imprescindible verla en versión original, y a ser posible sin subtitular.

7 – Just another teen drama III

teens
Hace tiempo Channel 4 se curraba un poco más los títulos de sus series, pero al ritmo que llevaban se acabaron quedando sin ideas.

En Just another teen drama III encontramos lo de siempre: un grupo interracial de jóvenes de clase media-baja y sus problemas insignificantes con las drogas, la tecnología o las relaciones sociales. Nada que no hayamos visto un millón de veces, pero, oye, eso no quita para que sea una serie británica comprometida, y por lo tanto una obra maestra.

6 – The Sexy BBC Voice

bbc

Y seguimos con otra serie británica, en este caso de la bendita BBC, que este año ha decidido arriesgar al máximo, ¿recuerdan la voz que nos habla de la programación que hay a continuación en las cadenas británicas mientras aparecen los créditos finales de la serie que estamos viendo? Pues en esta serie esa voz es la protagonista.

The Sexy BBC Voice es prácticamente un experimento audiovisual, durante 60 minutos en la pantalla sólo vemos créditos pasar y a la voz sexy hablarnos del tiempo, de física cuántica, de gatetes, de lógica aristotélica o de cualquier otra cosa. Puro neodadaísmo televisivo.

5 – Jose Mari

josemari
Cuando TVE comenzó a interesarse por las series históricas con Isabel, allá por el 2012, pocos pensaron que la fórmula acabaría teniendo tanto tirón. Tras la reina católica llegó Carlos V, al que siguieron toda una lista de series protagonizadas por monarcas de la historia de España: Felipe II, Fernando VII, Isabel II, Alfonso XIII… para poco después pasar a hablar de los presidentes de la democracia.

Este año le ha tocado a Jose María Aznar con Jose Mari, una miniserie intimista en la que hemos podido descubrir el lado sensible y tierno del ex-presidente. El capítulo final acaba con el protagonista poniendo los pies sobre la mesa del ex-presidente americano George Bush, sin duda todo un guiño al final de la segunda temporada de la serie clásica House of Cards.

4 – Please Mister Postman

postman

La esperada vuelta de Aaron Sorkin a la pequeña pantalla no ha podido resultar más interesante.

El genial guionista nos introduce en esta ocasión en el corazón de una oficina de correos, donde los carismáticos personajes nos darán dolor de cabeza con sus inteligentísimos e interminables diálogos a toda velocidad. Es imposible entender nada, pero como no queremos parecer idiotas (aunque lo somos), diremos que la serie es magnífica, para ella el puesto cuarto.

3 – American Horror Story XXIV: Bureaucracy

burocracy
La serie de Ryan Murphy comenzó a decaer con su tercera temporada, pero a partir de la décima no ha hecho más que remontar con ideas cada vez más transgresoras.

Bureaucracy nos acerca a uno de los miedos contemporáneos más recurrentes, el papeleo. El protagonista es un autónomo que trata de llevar al día sus facturas y pagos de impuestos. Aterrador.

2 – Super president detective

super
La última producción de Showtime es una curiosa mezcla de géneros. Agotados ya los dramas políticos, los remakes de superheroes y las historias policiales, Super president detective propone una macedonia de todo.

El protagonista es el presidente de Europa, que tendrá que lidiar con las conspiraciones del partido de la oposición por la mañana, mientras por las noches se enfunda las mallas para enfrentarse con del Dr. Malignus. Todo ello mientras, en sus ratos libres, trata de resolver el asesinato de un grupo de guapas mujeres a manos de un asesino en serie que deja cromos de Pokemon junto a cada víctima. ¡Fascinante!

1 – It´s fucking HBO!

hbo

Esta serie comenzó como un error. A mitad de la decimosexta temporada de True Detective, la señal de HBO sufrió un problema y durante dos horas sólo pudieron emitir su icónico logo. La sorpresa llegó cuando aquellas dos horas se convirtieron en el mayor éxito de audiencia de la cadena, y la crítica se rindió ante lo que consideraron «un magistral alarde de metacrítica autorreferencial por parte de la mejor cadena-obra de arte de la historia».

Incluso Errata Naturae le dedicó un libro de 500 páginas a este episodio accidental. Los directivos de HBO, que no son tontos, decidieron no gastarse más dinero en producir series, y desde hace 4 meses la cadena sólo emite su logotipo. Sin duda es la mejor experiencia audiovisual del año y casi me atrevería a decir que de la década, como demuestran los más de 40 millones de espectadores diarios.

Jorge Dueñas Villamiel

Diseñador digital e historiador del arte. Pensando en imágenes desde 1984.