Los mejores (o más relevantes) capítulos de ‘Breaking Bad’

¡CUIDADO, SPOILERS!

No veas si no has visto toda la serie.

Se acabó Breaking Bad, ya no podemos decir ni siquiera eso de «bueno, aún nos quedan los últimos ocho episodios…» con nostalgia. No, ya está. Fin. El fundido a negro y el rótulo de «executive producer Vince Gilligan» que vimos en ‘Felina’ fue el último (al menos en tiempo real, claro).

Se ha terminado la que para muchos queda como la mejor serie de la historia de la televisión (para mí comparte ese escalón con otras dos o tres producciones), la que nos ha mantenido pegados a la silla desde hace seis años, siguiendo las aventuras y, sobre todo, desventuras de Walter, Jesse y todos aquellos que se han cruzado en su camino.

Breaking Bad deja a su paso cinco temporadas soberbias, sobre todo desde mitad de la segunda temporada hasta el final. ¿Os acordáis de esos primeros capítulos en los que la serie casi parecía una comedia con un humor muy muy negro? Nada de eso queda ya ahora, ni siquiera las escenas de Saul Goodman, aparentemente la vis cómica de la ficción.

En OchoQuince queremos rendir a la serie de AMC un homenaje como se merece. Para ello hemos estado pensando en hacer una recopilación de los que consideramos los mejores capítulos. Quizás vosotros tengáis otros, claro, pero estos son los que más nos han gustado a nosotros, los que nos han parecido más relevantes o los que no nos han dejado ni movernos de la silla. Ha sido una elección difícil porque el nivel de esta producción es fantástico, pero aquí van, según el orden cronológico inverso (del final al principio). Podéis añadir los que creáis que faltan (si vemos que salen suficientes, quién sabe si podríamos hacer otro post con los vuestros).

‘Ozymandias’ (5×14)

Para muchos, casi todos, el mejor capítulo de la historia de la televisión. Tres cuartos de hora de comernos las uñas, de tristezas, odios, rabia. Casi una hora de no poder parpadear ni movernos de la silla. Tiroteos, muertes, delaciones, peleas familiares, una Skyler soberbia, un Walt Jr. que se decanta por fin por un lado. Una tremenda conversación entre Marie y Skyler cuando el espectador ya conoce el destino de Hank (¡bailad, marionetas, bailad!). Y, por fin, para terminar, una llamada que devuelve la inocencia a Skyler y la familia y nos hace volver a sentir algo que no sea odio por Walter, que al principio del capítulo, suplicando a Jack por Hank, vuelve a ser el profesor de química pardillo y don nadie del primer episodio para segundos después volver a ser Heisenberg cuando delata a Jesse y lo envía a su peor infierno.

‘Dead Freight’ (5×05)

El asalto al tren del dinero. Capítulo vibrante en el que vemos la preparación y el posterior asalto de un tren cargado de material para cocinar droga. Somos testigos de cómo Walter continúa con el robo aun poniendo en peligro a los que lo acompañan: Jesse, Mike y Todd, que acabará poniendo la nota amarga al episodio, ante la mirada impasible de Walter y el grito desesperado de Jesse.

‘Fifty-One’ (5×04)

skylar-pool-fifty-one-breaking-bad

Uno de los capítulos más tensos en cuanto a «lo familiar». Ese monólogo de Walter mientras Hank y Marie lo escuchan, cenando a la vera de la piscina, y el momento en el que Skyler se deja llevar hacia el agua. Ese fundido a azul, uno de los colores de Skyler, el movimiento que provoca la posterior discusión del famoso «yo no tengo nada de tu magia, sólo puedo esperar a que tu cáncer vuelva» de Skyler a Walter. Si por algo se caracteriza Breaking Bad es por poner a la familia al límite. Este capítulo lo hace, y de qué manera.

‘Face Off’ (4×13) y ‘End times’ (4×12)

Casi como una unidad. Si hubiese sido un doble capítulo tampoco habría pasado nada. En el principio del 4×12, tras el cold opening en el que Walt le explica a Skyler, antes de que se marche, que están en peligro por su culpa y no puede marcharse con ellos y Hank y Marie, vemos una de las escenas más representativas del final. Walter está sentado en el patio, jugando con la pistola, y, de repente, ésta queda señalando a una planta. La expresión de Walt en esta escena será la clave del final de temporada que vivimos. Durante el resto del capítulo vemos a Skyler, custodiada junto a la familia Schrader, y a Jesse, que tras una jornada en el laboratorio recibe una noticia: Brock está en el hospital, ha sido envenenado. El culmen será el enfrentamiento de Jesse y Walt en el que Pinkman cambiará su visión de Gus.

Por su parte, el 4×13 empieza con Walter loco por encontrar a Gus para quitárselo de encima y Jesse interrogado por la policía por el envenenamiento del pequeño Brock. Vemos como Walt tiene miedo de entrar a su casa por si estuviese «ocupada» y envía a su vecina Becky con la excusa de que compruebe si el fuego está encendido. A partir de la mitad del capítulo se empieza a cocer el final. Vemos a Walt visitando a Héctor Salamanca en la Casa Tranquila -brutal su «despedida» de Hank- y, poco después, llega el apoteósico final de temporada, con Gus Fring, Héctor Salamanca y Walter White, éste desde la más absoluta sombra, como centros de la acción. Muere Gus, y de qué manera, Walter y Jesse destruyen el laboratorio de la lavandería, con una canción a guitarra fantástica como acompañamiento, y después de todo, y de enterarse que Brock está bien, Walter respira tranquilo y le dice a Skyler por teléfono el ya archifamoso: «I won». Así se acaba la mejor temporada de la serie.

‘Salud’ (4×10)

Capítulo fundamental para conocer los límites y la actitud maquiavélica del villano Gus Fring. El rey de la droga, el dueño de Pollos Hermanos se reúne con el cártel mejicano en la mansión del «jefe». Se lleva a su lugarteniente Mike y a Jesse, que parece encaminado a ser una especie de sustituto de éste. Fantástico final de capítulo con el cártel derrumbándose, envenenado por Gus, mientras este espeta: «¡Don Eladio está muerto! ¡Sus capos están muertos! ¡Ustedes no tienen a nadie más por quién pelear!». Sólo por esos minutos merecía entrar en esta lista.

‘Fly’ (3×10)

fly_red

El capítulo que despertó odios y amores por igual. Pocas veces se han dividido tanto los fans de Breaking Bad. El bottle episode que va camino de convertirse en el más famoso de la historia de la televisión, con permiso de Battlestar Galáctica. Durante todo el capítulo vemos a Walt obsesionado porque una mosca se ha colado en el laboratorio y eso les puede arruinar la producción. Sin embargo, si vemos más allá y leemos entre líneas, lo que vemos es el nivel de obsesión y paranoia que ha alcanzado Mr. White debido a los acontecimientos previos y a los secretos que mantiene con todo su entorno.

‘ABQ’ (2×13)

El final de la segunda temporada. El oso rosa. La metáfora Heisenberg. Tras ver como Jane muere al lado de Jesse, sin hacer nada, parece que Walt está comenzando su descenso a los infiernos. ‘ABQ’ es la culminación del flashforward del oso rosa en la piscina que nos intriga a través de los cold openings de algunos capítulos de esta temporada y funciona como gancho de lo que podrá pasar. Como curiosidad, los títulos de los capítulos daban algo de información sobre ese desenlace: «’Seven Thirty-Seven’ (2×01), ‘Down’ (2×04), ‘Over’ (2×10) y ‘ABQ’ (2×13). Es decir, Seven Thirty-Seven Down Over ABQ. O sea: «737 cayendo sobre Albuquerque»» (Concepción Cascajosa, Breaking Bad. 530 gramos (de papel) para serieadictos no rehabilitados. VVAA. Errata Naturae, 2013. pág. 191).

‘Better call Saul’ (2×08)

"Breaking Bad" - "To'hajiilee"

Gran capítulo por lo que termina representando el personaje de Saul y porque, a partir de entonces, la serie va cuesta abajo. Quizás el momento más importante para la serie, el punto en el que se acaban las medias tintas (como dice Walt un par de episodios más tarde) y la serie se dirige por completo al drama, abandonando casi todas las pizcas de comedia que sí dejaba más frecuentemente con anterioridad, sobre todo en la primera temporada. A partir de ahora sigue habiendo humor, pero el aspecto dramático de la serie se potencia por encima de cualquiera.

‘Negro y Azul’ (2×07)

Ya desde el sorprendente cold opening con la canción de Los cuates de Sinaloa que da nombre al capítulo teníamos que incluirlo. El capítulo empieza con Walter visitando a Jesse y encontrándose con Skinny Pete, Badger y Combo, sombrero y gafas oscuras mediante. Casi cómico. Y aquí acaba lo cómico en este capítulo en el que podemos ver el principio de una transformación lenta y ardua de Hank, que comienza con la imagen de la tortuga. «Hello DEA».

‘Piloto’ (1×01)

He oído muchas veces gente que lo califica como uno de los mejores pilotos de la historia. No entro ni salgo. Lo que sí es verdad es que, empezando por el flashforward del principio (en el que ya vemos a Walt con una pistola, tembloroso, en calzoncillos, esperando algo que no termina de llegar en medio de la carretera) el capítulo es una maravillosa forma de entrar en una historia y crearnos la necesidad de saber cómo y por qué se ha llegado hasta ese momento. No sé si es el mejor piloto de la historia o no, ni me importa en exceso, sólo sé que desde el minuto uno me enganchó y me llevó a disfrutar de una de las mejores series que se han visto nunca. Dirigido y guionizado por Gilligan, sólo queda decir: gracias Vince.

Jesús Villaverde Sánchez

Periodista cultural. Crítico literario y cinematográfico. Escritor y lector.