No somos dignos de Steven

Curioseemos en la vida de Steven, pero no de cualquier Steven, de Steven Universe. Es una serie que estrenaron a comienzos de noviembre y que ya tiene ocho o nueve episodios (o más, si lo estáis leyendo en el futuro. Hola, personas del futuro). Todos los capítulos son historias bonitas, como Hora de Aventuras cuando se esforzaba. Ya no lo hace; pero mis desilusiones para otro momento.

Steven Universe trata la vida de un chavalín que se llama Steven. Este Steven en cuestión es un chico de diez o doce años que tiene superpoderes. Es una premisa sencilla, que se ha usado hasta la saciedad, pero que, bien usada, puede estar muy muy bien (Harry Potter, por ejemplo). En este caso, Rebecca Sugar, la creadora, y el equipo de guionistas se enfrentan de manera interesante a la idea central.

Tratan la serie como una historia de aprendizaje, no como una excusa para llenarla de peleas chulas. Bueno, hay algunas, pero no podemos culpar a nadie por querer dibujar peleas chulas (en el piloto se enfrentan a una calavera flotante. No se puede ser mucho más brutal que eso). Creo que es algo que todos queremos hacer. Para empezar, los poderes los ha heredado de su madre, que dio su cuerpo físico para que Steven pudiese vivir. Es algo oscuro, pero todas las series de animación tienen algo oscuro (os reto a encontrar una que no lo tenga).

Al renunciar a su cuerpo, la madre de Steven, Rose Quartz, dejó sus poderes en el niño. ¿Cómo? En forma de un cuarzo rosa, el color, indiscutiblemente, más viril que pueda haber. Desde entonces, Steven ha estado intentando aprender cómo usar su gema. Bueno, en el primer capítulo consigue usarla, pero no se sabe por qué es capaz (salvo vosotras, personas del futuro. Vosotras sabéis).

Steven (Zach Callison), está basado en el hermano de la creadora, Rebecca Sugar; al menos según ella. Yo estoy muy seguro de que en realidad ha atrapado a su hermano en su serie de animación. Véase:

stevenuniverse

El chaval vive al lado del templo de las Gems, en una casa bastante decaída. Eso no quita que sea muy chula. Es brutal. ¿Qué chavalín no quiere vivir solo?

Pero Steven no está solo (sería irresponsable que un niño se educase solo, pero no que tenga superpoderes) está siendo educado por las antiguas compañeras superheroínas de su madre, las Crystal Gems (técnicamente Steven es uno de ellas): Garnet, Amethyst y Pearl.

stevenuni

Todas las Gems están nombradas según las gemas de las que sacan sus poderes:

Garnet, por ejemplo (llevada a la vida por Estelle), tiene dos granates incrustados en las manos que se transforman en dos guantes tipo Iron Man. Es, físicamente, la más fuerte de todas las Gems; por ello, obviamente, debe ser la más callada de todas (debemos respetar los estereotipos). Desafortunadamente, al ser la más callada, no se oye su voz, que es muy bonita, por no decir la más bonita (sorpresa, la cantante profesional que da voz a un personaje tiene una voz bonita). Es la que podéis ver en el centro.

A su derecha, es decir, a vuestra izquierda, vamos, la morada: esa es Amethyst (le da voz Michaela Dietz). Tiene, como se ve, una amatista en el pecho. De ella saca un látigo. También puede transformarse en todo lo que quiera, desde un gato hasta un policía. El personaje se define bastante con esto, puesto que usa este poder, básicamente, para gastarle bromas a Steven (Together Breakfast). Es una chica como yo, que pasa de todo. Su pasión es… ser desordenada (el capítulo de antes).

A la derecha de la imagen, es decir, a la izquierda de Steven está Pearl (Deedee Magno). Personalmente, es mi Gem favorita. Es la estratega del equipo y no le gusta que la gente ignore sus ideas o planes (Cheeseburger Backpack). En Together Breakfast se descubre una de sus pasiones: las espadas. Su gema es una perla. Creo que se ve claramente donde la tiene (la frente).

Otros personajes dignos de mención son el padre de Steven y Connie o una amiga de Steven introducida en Bubble Buddies. Todos los personajes que se presentan en la serie están bien definidos, tienen problemas (normalmente) reales y los afrontan como personas reales, cosa que se agradece. Cuando sus problemas son de naturaleza fantástica utilizan los poderes de las Gems o cañones láser. Es obvio que esta serie lo tiene todo: mujeres, niños, hombres, cañones láser, mochilas en forma de hamburguesas…

Hablemos ahora de Rebecca Sugar, la hermana de Steve. Es la primera mujer que ha aparecido en los créditos como única creadora de una serie en Cartoon Network. También es la única, pero la serie tiene como dos meses y pico (salvo para los que saben), así que casi que no cuenta.

Rebecca Sugar, hasta hace poco, era conocida como una de las compositoras y guionistas de Hora de Aventuras. Es, también, la responsable de gran parte de los mejores capítulos de esa serie (y no lo digo solo yo. Lo dice Forbes).

La carga musical es, desafortunadamente, de momento, relativamente ligera. Sin embargo, merece la pena, puesto que todas las canciones son muy bonitas, sencillas y se pegan rápido.

Concluyendo, Steven Universe es una serie de la que hay que ver, al menos, un capítulo, si no toda entera. Mi recomendación es Together Breakfast (tiene desde chistes buenos hasta chistes horribles, que son, obviamente, mucho mejores que los buenos).

Dicho esto, vuelvo a mi cueva.

P.D.: La siguiente vez hablaré de una serie más viril que un monster truck cargado de explosivos y conducido por un oso grizzly con dos ametralladoras en lugar de zarpas.

Carlos A. Ors Bravo

Soy un estudiante (en un sentido algo laxo) de periodismo. En mis ratos libres escribo acerca de todo lo que se pase por mi cabeza, desde relatos hasta críticas de películas y, sobre todo, animación.